La Junta de Gobierno (Regla 36), es el órgano rector de la Hermandad, como ente elegido por los miembros de la misma, encarna su representación más genuina, y concentra en ella todos los poderes ejecutivos tendentes a la dirección, gobierno y guía de todos. Serán sus atribuciones, entre otras:

  • Vigilar que por los miembros de la Hermandad se cumpla lo previsto en estas reglas, así como cuantas disposiciones emanen de la Autoridad Eclesiástica, Cabildo General y de la propia Junta de Gobierno.
  • Fomentar los actos de culto, obras piadosas, formativas, asistenciales y cuanto se contempla en los fines de la Hermandad.
  • Gestionar y resolver todos los asuntos relativos al gobierno de la Hermandad, a excepción de los que, por su importancia o gravedad, sean competencia del Cabildo General.
  • Administrar los bienes de la Hermandad.
  • Estudiar cuantas iniciativas se presenten por los hermanos, tanto en lo que ataña al orden espiritual como al material, siempre y cuando redunden en beneficio de la comunidad.

La duración máxima del mandato (Regla 37) será de cuatro años, reelegible por otro período igual. Ningún hermano podrá ocupar el mismo cargo en la Junta de Gobierno durante más de dos mandatos consecutivos, ni podrá pertenecer a ella si ocupare cargo directivo en otra Hermandad de Penitencia. Los miembros de la Junta usarán la medalla de

la Hermandad con el distintivo acreditativo de su cargo, según se detalla en la regla 3, apartado 2º.

Para formar parte de la Junta de Gobierno (Regla 38), además de las condiciones generales estipuladas en la regla 9, se deberán reunir las siguientes:

  1. Ser persona creyente y piadosa, amante de la disciplina eclesiástica y dispuesta a promover en su entorno el amor a Cristo y su bendita Madre, con auténtica vocación cristiana y decidida entrega a los demás.
  2. Ser mayor de edad y con tres años, como mínimo, de antigüedad en la Hermandad. Para ser Hermano Mayor, se precisa, como mínimo, ser mayor de treinta años y cinco de antigüedad.
  3. Reunir las demás condiciones exigidas al efecto por las normas que para las Juntas de Gobierno de hermandades y cofradías tiene dictada o dicte la Autoridad Eclesiástica.
  4. Distinguirse por su vida cristiana personal, familiar y social, así como por su vocación apostólica.
  5. Seguir los programas de formación cristiana organizados por el Consejo de Hermandades y Cofradías.
  6. Residir en un lugar desde el que le sea posible cumplir con la misión del respectivo oficio.
  7. Presentar junto con su candidatura, si es de estado casado, la partida de matrimonio canónico sí como una declaración de encontrarse en situación familiar regular.

Estará formada (regla 39) por los siguientes miembros: Hermano Mayor, Teniente Hermano Mayor, Consiliario Primero, Consiliario Segundo, Consiliario Tercero, Mayordomo Primero, Mayordomo Segundo, Diputado Mayor de Gobierno, Secretario Primero, Secretario Segundo, Fiscal, Prioste Primero, Prioste Segundo, Diputado de Cultos, Diputado de Formación y Diputado de Obras Asistenciales.

El orden de representación o de protocolo de los miembros de la Junta de Gobierno será el mismo de la relación anterior.